Los 9 miedos más comunes de las nuevas mamás

1-miedos-de-las-nuevas-mamas

Convertirte como tu mamá

Al ser madre estás obligada a echar un vistazo a la forma en la que te educaron. Cualquiera que sea tu opinion acerca de tu propia mamá, en algún momento saldrán de tu boca las mismas palabras de tu madre. Esto es completamente normal e inevitable, ya que tu mamá es el primer modelo de crianza con el que tuviste contacto. La clave está en tomar lo que aprendiste de ella y decidir que es lo que quieres transmitir a tus hijos y evitar lo demás.
2-miedos-de-las-nuevas-mamas

Perder tu estilo de vida

La transición de ser una persona independiente a la de ser madre implica un equilibrio de aferrarse a las cosas que son importantes para ti y saber cuándo dejar de lado las que ya no lo son. Pero una nueva versión de ti no significa que estás diciendo adiós a todo.
3-miedos-de-las-nuevas-mamas

La relación con tu pareja no volverá a ser la misma

Esto es cierto. La llegada del bebé a la familia va a alterar la dinámica con tu pareja. Pero eso no significa que vaya a ser peor, y tampoco significa que vayas a perder todas las cosas buenas que hay entre ustedes. La co-paternidad te da un nuevo campo de juego. Puede convertirse en un trabajo duro para ambos padres, pero cuando existe una buena relación entre los dos, la relación romántica crece y su enlace será más fuerte que nunca.
4-miedos-de-las-nuevas-mamas

No tendrás el dinero suficiente

Las preocupaciones de ser capaz de poder mantener a tu hijo puede adquirir proporciones míticas si las dejas salir de control. Tal vez no puedas darle a tu hijo todo lo que tu quieres o todo lo que él pida, pero no hay razón para pensar que esto es algo malo. Los niños que crecen en hogares donde el dinero es algo limitado, obtienen otras habilidades que los niños con buena posición económica, ya que un presupuesto limitado les enseñan a los niños a priorizar y aprender el valor de administrar los recursos.
5-miedos-de-las-nuevas-mamas

Ser una mala mamá

Los “expertos” te darán técnicas de crianza por pasos, y es más fácil preocuparse en pensar que no serás capaz de cumplir con el ideal. Pero, ¿Quién sabes qué es lo ideal? Todo el mundo tiene una opinion diferente de la otra, pero la opinión que realmente importa es la tuya.
¿Te decepcionaras a ti misma como madre?
Miles de veces. Pero esto no quiere decir que eres una mala madre. Esto significa que eres un ser humano. Ser una buena persona es el primer paso para ser una madre grandiosa.
6-miedos-de-las-nuevas-mamas

Que no te llegue a gustar ser mamá

Las nuevas mamás en algunas ocasiones entran en pánico las primeras semanas o incluso los primeros años. “¿En que me he metido?” Los niños van cambiando a medida que crecen y la experiencia de la maternidad va cambiando junto con ellos. Habrá fases en este trayecto que te gusten más que otras. Así que si te encuentras en una fase en la que no te agrade del todo ser mamá, no te preocupes, terminará antes de que te des cuenta porque ya estarás disfrutando al 100% de tu maternidad.
7-miedos-de-las-nuevas-mamas

Tus días de ser una mujer sexy han terminado

Durante los primeros meses de la maternidad hay un miedo constante de interrupción, lo que hace muy difícil que te puedas relajar. El constante contacto físico con tu bebé pueden dejar en segundo plano el contacto con tu pareja. Pero como en el punto anterior, estos días serán breves. Tomará algún tiempo para verte a ti misma sexy de nuevo, pero al final sucederá.
8-miedos-de-las-nuevas-mamas

Tu carrera profesional se irá por el retrete

Salir adelante en nuestro desempeño laboral pareciera requerir algo de energía extra. Pero cuando los niños están presentes no será difícil quedarse un poco tarde en la oficina o quedarse un poco más de tiempo en casa trabajando para cumplir con los plazos del trabajo. Por otra parte, puedes llegar a sentir un mayor sentido de responsabilidad o compromiso hacia tu carrera con el fin de proporcionar la estabilidad financiera que requieras. Las madres a menudo encuentran que sus carreras toman un poco de tiempo en espera para volver a estabilizarse, pero esto cambia a medida que los niños crecen.

Que quedes atrapada

Una vez que cruces el puente hacia la maternidad no habrá vuelta atarás. Estarás sujeta a diferentes obligaciones, tal vez te llegues a sentir vulnerable y con mayor ansiedad. Tu nueva realidad se convertirá en una parte de que anteriormente eras y sentirás que tu vida comienza a parecerse como a una película que alguna vez viste en la TV. Esto puede sonar deprimente, pero te darás cuenta que no lo es.

Por algo dicen los padres con experiencia: “Nunca podría imaginar mi vida sin mis hijos”  Y esto es completamente verdad.

9-miedos-de-las-nuevas-mamas

¿Has tenido alguna experiencia similar?
Deja tu comentario, nos encantaría leer tus experiencias acerca de tu maternidad.