Miomas uterinos ¿Afectan mi fertilidad?

miomas-doctor
Los miomas uternios son tumores benignos, es decir, que no son cancerosos, y sólo un porcentaje muy bajo (0.5%) de los miomas se convierten en tumores malignos (sarcomas). Este tipo de tumores crecen en el tejido muscular del útero y es muy común que se presenten en 1 de cada 5 mujeres durante sus años de fertilidad. Aproximadamente el 50% de las mujeres presenta miomas a la edad de los 50 años, y son muy infrecuentes en mujeres menores a los 20 años.

La causa exacta de qué provoca los miomas aun no está clara. El crecimiento de estos está ligado a la producción de estrógenos, por lo que el embarazo puede hacer que estos crezcan con rapidez debido al incremento del flujo sanguíneo y a niveles más altos de estrógenos; también, al llegar a la menopausia los miomas a menudo se encogen.

Tipos de miomas

Los miomas se clasifican dependiendo del lugar en donde se desarrolla (Ver imagen)

  • Miomas miometriales. Crecen en la pared muscular del útero.
  • Miomas submucosos. Se desarrollan justo bajo la superficie del revestimiento uterino.
  • Miomas subserosos. Cuando aparecen bajo la cubierta externa del útero.
  • Miomas pediculados. Se presentan en un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero.
miomas

Síntomas de los miomas

La mayoría de los miomas no presentan síntomas. Pero cuando se presentan, estos pueden ser los más comunes:

  • Sangrado entre periodos.
  • Sangrado menstrual abundante, a veces con coágulos de sangre.
  • Periodos menstruales que pueden durar más de lo normal.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Calambres pélvicos o dolor con los periodos.
  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante la relación sexual.

Los Miomas y la fertilidad

No todas las mujeres que presentan miomas, tiene problemas para embarazarse. Esto depende del tipo de mioma que presente.

En los casos de fibromas del tipo subseroso al desarrollarse hacia afuera del útero no impiden la gestación ni tampoco suelen obstruir el canal de parto si se desarrollan durante el embarazo.

Cuando se trata de los intramurales, aunque estos pueden aumentar mucho su tamaño, producir dolor y bloquear el canal de parto durante la gestación, lo que conlleva a una cesárea, tampoco suelen estar vinculados con la concepción.

Los miomas submucosos se relacionan directamente con la capacidad de concebir pues están ubicados en el endometrio, que es la mucosa que recubre el interior del útero y aloja al embrión después de la fecundación, permitiendo su implantación. Esto depende del tamaño y la manera en que se desarrollan, ya que pueden llegar bloquear la entrada a las trompas de falopio o dificultar la implantación del embrión.

Referencias:
1. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000914.htm
2. http://es.wikipedia.org/wiki/Mioma